Nuestra Historia

La Escuela, lleva el nombre de “Josefina Camarena”, en honor  a la fundadora del Colegio “Constancia y Trabajo”,  la Srta. Josefina Camarena Rocha, quien fue una ilustre profesora nacida en la ciudad de León, Gto.,  el día 8 de marzo de 1896, en el cristiano matrimonio, formado  por don Ausencio Camarena, arandense, y por doña Josefa Rocha, leonesa. La  Señorita Camarena hizo sus estudios de primaria en el Colegio “San Felipe de Jesús”, posteriormente prestó sus servicios en la escuela oficial del Barrio, y en otra época  lo hizo en el Colegio  Latino Americano.  El 27 de mayo de 1927 tomó forma tangible una idea que desde años antes venía iluminando  el corazón y el cerebro   de la Srta. Josefina Camarena  Rocha quien a pesar  de que esos tiempos eran difíciles  pues en 1926 había estallado  la cristiada no se arredró ni sucumbió al   terror  y formó un grupo de párvulos  que en un principio contó solamente con nueve alumnos. Desde entonces  encomendó su primitivo grupo a laVirgencita de las Tres Avemarías y a Ella acudió para solicitarle la protección de su trabajo, tanto en lo relativo al método de enseñanza, como a la organización del naciente Colegio.


El grupo inicial para 1935 se había convertido en un Colegio organizado, que si bien contaba con pocos alumnos, había crecido hasta impartir  ya, completa la instrucción primaria. Fue así como en  pocos años la se milla del amor  produjo  un fruto sazonado que anunciaba el crecimiento de un árbol frondoso.  La señorita María Sánchez Robledo contribuyó de manera fundamental y brindó todo su apoyo  a la Srta. Camarena.


 El Colegio se inició en la casa número doce de la calle  Morelos, después se cambió al número  dieciséis de la misma calle, más tarde, ocupó sucesivamente las casas marcadas con los números 307,341 y 146 de la calle cinco de mayo. En fechas posteriores aumentó el número de alumnos, a tal punto que fue necesario separarlos en dos casas distintas.

El colegio de niños estuvo en la antigua y señorial casona marcada con el número 207 de la calle Pino Suárez.  El colegio de niñas  a partir de 1966 ocupó  otra hermosa  y señorial casona  ubicada en Emiliano Zapata 105.


 En el  año 1979, la Directora del Instituto, Señorita María Sánchez Robledo, decidió separar  las dos secciones y procuró disponer las cosas de manera que el prestigio de ambos se conservara incólume. Dificultades mil hubo de vencer para que su querido instituto hallara el camino adecuado para conservar viva la antorcha de su constancia. Finalmente y con el apoyo del Episcopado y de la Secretaría de Educación Pública, el colegio fue tomado por las Religiosas de  la Congregación Familia de Corde Jesu,( Familia que nace y vive en el Corazón de Jesús) cuya casa general se encuentra en la ciudad de Irapuato, Gto.”[1]

La C. Profra. María Guadalupe Rojas Camarillo fungió como  Directora Técnica de la Institución, llevando ésta el mismo nombre: Constancia y Trabajo, sección niñas.


El 19 de mayo de 1981 la C. Profra. María Guadalupe Rojas Camarillo, Directora Técnica de la Institución solicita a la Secretaría de Educación autorización para que el Colegio lleve el nombre de Josefina Camarena, a fin de evitar duplicidades y en honor a la Srta. Josefina Camarena fundadora del actual Colegio Constancia y Trabajo.


          La Secretaría de Educación autoriza dicho nombre y a partir del 17 de septiembre de 1981 se expide el oficio en el que consta su incorporación a dicha Secretaría. El Colegio continuó en el mismo domicilio en que se encontraba cuando fue tomado por las religiosas de la Familia de Corde Jesu Emiliano Zapata 105; actualmente se ubica en Racimo 104 de la Colonia Arboledas de Ibarrilla.